Una Boda en Eslovaquia

Hoy os traigo una boda con muchos kilómetros de por medio. Concretamente en un pueblito en Eslovaquia llamado Pezinok.

Allí se ha casado una pareja de lo más viajera. Tan viajeros, que se han pasado los dos últimos años de sus vidas haciendo y deshaciendo maletas cada fin de semana para poder verse. Erika, que es eslovaca, vive en Londres desde hace años, y el novio, Alberto, es un español que lleva una temporada a caballo entre París, Madrid, Frankfurt y alguna que otra capital europea más.

Estaba claro desde el principio que el hilo conductor de ésta boda iban a ser los viajes. Así que cuando nos contactaron para diseñar sus invitaciones, nuestra mente voló más allá y empezó a imaginar todos los detalles que confeccionaríamos para el gran día.

La invitación no podía ser otra cosa que un Boarding Pass totalmente personalizado y en dos idiomas (Inglés y Eslovaco).

Erika, que es una novia muy organizada, nos pidió que diseñásemos una Agenda con los eventos del fin de semana, para que a nadie se perdiera ningún acontecimiento.

Los invitados llegaron de todas partes de Europa al pequeño pueblo eslovaco, donde tuvo lugar una ceremonia religiosa ortodoxa en eslovaco, para la cual preparamos un programa de Ceremonia en varios idiomas. De este modo todos podían seguir la ceremonia sin perderse el momento del Sí, quiero!

Antes de aparecer la novia radiante y espectácular, un paje anunció su llegada con un cartel que pintamos a mano para la ocasión.

La celebración tuvo lugar en una bodega-museo modernista entre viñedos. La decoración no tenía desperdicio: El Plano Mesero era la Terminal de Llegadas “Just Married” del Aeropuerto, en la que cada mesa acababa de aterrizar desde una ciudad diferente. Como no podía ser de otro modo, cada mesa era un aeropuerto.  La minuta del menú llevaba el logo de los novios y el fondo estaba pintado con aviones que volaban hacia todas partes.

MIVART también confeccionó las iniciales de los novios con etiquetas de viajes, y pajitas para cocktails con el logo con sus iniciales! Por último, el toque dulce, que yo como bolso aprecié especialmente, fue la tarta nupcial. Qué os parece?

Fotos: Novios y Edu Allanegui

Recommended Posts
Contacto

Nos pillas fuera! Rellena el formulario, nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt
Here comes the brideIMG_8140